Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Pasar al contenido principal
Mujer rubia que sabe cómo cuidar a un perro senior abrazando a su mascota.

Cómo cuidar a un perro senior: alegría y salud para tu mascota

03 de Enero 2023 ·

Tu mascota merece una vejez con alegría y salud, por eso, Purina® te da consejos esenciales sobre cómo cuidar a un perro senior y darle una vida plena.

Tu mascota merece una vejez con alegría y salud, por eso, Purina® te da consejos esenciales sobre cómo cuidar a un perro senior y darle una vida plena. 

Al igual que las personas, nuestros animales también pueden envejecer, por eso, saber cómo cuidar a un perro senior y descubrir sus necesidades cambiantes es clave para su bienestar. 

Conforme nuestra mascota envejece, es crucial entender y satisfacer sus necesidades específicas. El envejecimiento no se trata solo de acumular años, sino de cómo los órganos y estructuras de su cuerpo experimentan desgaste con el tiempo. 

El proceso de envejecimiento afecta los órganos y estructuras internas, e influye en su comportamiento, no obstante, hay medidas que puedes tomar para asegurar su bienestar y acá en Purina® te las contamos. 

Salud muscular y articular 

Saber cómo cuidar a un perro senior, como este labrador, hará que nuestras mascotas se sientan mejor en su vejez.

Los perros senior a menudo experimentan problemas de movilidad debido al desgaste natural en sus articulaciones. Estas estructuras esenciales dependen tanto del cartílago como de los tejidos circundantes.  

Un peso apropiado aliviará la presión sobre las articulaciones y permitirá músculos fuertes en tu mascota. En este sentido, evita la obesidad de tu perro controlando su dieta y establece rutinas adecuadas de ejercicio, pues esto es vital para mantener su estructura huesos, tejidos y corazón saludables.  

Asegúrate de que tu perro senior tenga, al menos, 30 minutos diarios de actividad física, priorizando ejercicios cardiovasculares como paseos en diferentes terrenos. La natación también es una buena opción, pues es excelente para mantener el tono muscular.  

Consulta con el veterinario para un plan adaptado a su edad y enfocado en sus condiciones particulares, por ejemplo, en los casos donde exista alguna enfermedad o lesión. 

Cambios internos 

La etapa senior comienza, en general, a partir de los 7 años, pero va a depender del tamaño de la raza. Las revisiones veterinarias regulares son esenciales para detectar cambios precoces. Un chequeo anual puede marcar la diferencia en la salud de tu amigo peludo. 

Dale amor a tu mascota aprendiendo cómo cuidar a un perro senior.

Te puede interesar: ¿Cuánto vive un perro? 

También puede haber cambios en su oído o vista, así que sé consciente de su entorno. Evita ruidos fuertes y acércate de manera calmada. Bríndale una calidad de vida adecuada a su vejez. 

Mente sana, cuerpo sano 

El envejecimiento afecta la capacidad cerebral de tu perro. Mantén su cerebro activo con juegos y ejercicios cognitivos. Pide que repita trucos aprendidos y utiliza juguetes diseñados para estimular su mente.  

Detectar signos de deterioro cognitivo en canes es fundamental. A partir de los 6-7 años, es posible observar cambios. Mantén a tu perro senior activo físicamente y estimula su mente con juguetes y actividades novedosas. 

Optimiza la salud de tu perro con PRO PLAN® Active Mind 

Cuando tu perro alcanza la madurez, alrededor de los 7 años, es normal notar cambios en su comportamiento y salud mental. Para mantenerlo feliz y saludable durante esta etapa, es esencial brindarle la atención y nutrición adecuadas

Descubre como cuidar a un perro senior y fortalece el lazo entre humano y mascota, como pasa con este chihuahua y su tutor.

El envejecimiento puede disminuir la actividad en el cerebro de tu perro, pero no te preocupes, hay soluciones. PRO PLAN® Active Mind con OptiAge® es una excelente opción. Contiene aceites botánicos que proporcionan energía alternativa para mantener la agilidad mental de tu compañero canino

Los aceites botánicos son triglicéridos de cadena media que, combinados con otros nutrientes, suministran energía al cerebro de los perros ancianos.  

Complementando la alimentación con estos elementos esenciales, junto con actividades que refuercen su entrenamiento, se favorecerá la agilidad mental de tu perro. 

Nutrición especializada 

En Purina® sabemos que la alimentación es crucial, especialmente en la etapa senior. Elige alimentos que mantengan un peso saludable y controla la ingesta calórica. Las proteínas en esa etapa favorecen la masa muscular y contribuyen al cuidado del cartílago articular. 

Además, la nutrición también puede ayudar a reducir el deterioro cognitivo y puede contrarrestar el envejecimiento. 

Cada etapa de la vida de tu perro tiene necesidades únicas. Descubre cómo brindarle el mejor cuidado en su vejez y asegúrate de que cada momento juntos sea inolvidable. 

Vizsla comiendo. La alimentación es clave y es parte vital de cómo cuidar a un perro senior

Hogar confortable 

Asegúrale a tu perro una cama limpia y cómoda, especialmente si hay dolor articular. Colócala en un lugar tranquilo y con una temperatura agradable. Mantén agua cerca para evitar que suba escaleras innecesariamente

Haz del apoyo emocional una rutina diaria 

Sé paciente y amable. A medida que tu perro envejece, su amor por ti también crece; por eso, establece métodos que promuevan su bienestar físico y emocional, dándole cariño constante, clave para su felicidad.  

Tu perro mayor merece recibir todos los cuidados y atención necesarios. Con apoyo de un veterinario y ajustes en su rutina, puedes proporcionarle estos cuidados y mejorar su calidad de vida. 

Cuidados veterinarios periódicos 

Consecuencia de la edad, el cuerpo de tu perro puede cambiar y necesitar mayor atención. Fortalece su higiene y cuidados, observa síntomas como cambios en piel, pelaje, uñas, y programa revisiones dentales. 

Además, las visitas al veterinario son cruciales para detectar cambios internos antes de que avancen. Agenda chequeos periódicos, que permitan exploraciones físicas y análisis de sangre. La detección temprana marca la diferencia. 

La respuesta a ¿cómo cuidar a un perro senior de manera segura? es: con apoyo del veterinario.

Prevención: tu mejor herramienta 

El sistema óseo-muscular es uno de los más afectados por el desgaste. Las articulaciones, esenciales para la movilidad, pueden deteriorarse con el tiempo. La clave está en la prevención. 

Asegura revisiones veterinarias periódicas, controla el peso de tu mascota y su estado físico durante su vida y mantén sus músculos saludables, para garantizar la estabilidad articular. 

 La prevención es la clave de cómo cuidar a un perro senior. Protege la sonrisa de tu mejor amigo durante su vejez.

En resumen, cuando decidimos tener un perro, asumimos el compromiso de cuidarlo siempre. Aunque llegan como cachorros llenos de energía, a partir de los 7 años entran en la etapa senior, requiriendo atención especial.

Con esta infografía aprenderás sin demoras algunos consejos sobre cómo cuidar a un perro senior.

Comprende su ritmo 

Aunque quieras jugar como siempre, tu perro envejece más rápido que tú. Ajusta tu rutina a su ciclo de vida y no lo sobrecargues. 

Infórmate 

Investiga sobre lo que es beneficioso para su salud en esta etapa. Consulta con veterinarios, libros especializados y blogs como el nuestro. 

Visitas frecuentes al veterinario 

Las visitas regulares son esenciales para prevenir enfermedades relacionadas con la edad. 

Cuidados diarios 

Revisa su piel, pelo, oídos y asegúrate de que esté libre de pulgas, garrapatas y otros parásitos. Mantén su higiene en general. 

Ejercicio adaptado 

Aunque su energía disminuya, el ejercicio, a su ritmo, ayuda a mantener sus músculos y huesos fuertes. 

Higiene dental 

Asegúrate de mantener una buena salud oral en tu perro. Limpia sus dientes con productos específicos para mascotas para prevenir problemas futuros. 

Espacios cómodos 

Proporciónale lugares tranquilos para descansar, con menores desplazamientos para buscar agua y comida, y considera que tenga siestas más frecuentes. 

Juegos adaptados 

Fomenta el juego con juguetes suaves diseñados para perros mayores. 

Más cariño 

En la vejez, tu perro necesita aún más afecto. Bríndale atención adicional para prevenir enfermedades y asegurar su felicidad.

Aprende cómo cuidar a un perro senior, como esta tutora con su labrador, y disfruten juntos al máximo.

Colabora con tu veterinario para establecer un plan de cuidado. Programa revisiones cada tres meses, realiza evaluaciones nutricionales y mantén a tu mascota físicamente activa. No lo olvides: con amor y cuidados, los años de tu perro senior pueden ser gratificantes y de calidad.  

Si tienes dudas, recuerda que siempre debes estar en contacto con tu veterinario de confianza, pues es quien cuenta con el conocimiento y experiencia necesarios para verificar que todo lo que tiene que ver con tu compañero va a ser en su beneficio. 

Con Purina® dale lo mejor a tu amigo de cuatro patas, porque tu mascota es nuestra pasión.

Siguiente artículo:

Hábitos de higiene: ¿cómo mantener a mi perro limpio si ya es mayor?