Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Pasar al contenido principal
acaros-en-perros-revision-co.jpg

Aprende a proteger lo que amas: prevén los ácaros en perros

10 de November 2023 ·

Lee cómo cuidar la piel de tu mascota y la de tu familia, evitando el riesgo de tener ácaros en perros. Conoce y evita lo que pueden hacer estos insectos. 

Si somos amantes de los animales, debemos tener en cuenta que, para garantizar su bienestar, hemos de protegerlos de diferentes agentes externos, siendo uno de los más comunes los ácaros en perros. Seguramente has oído de ellos, sin embargo ¿qué son y por qué es crucial mantenerlos a raya? Acá te lo contamos. 

¿Qué son los ácaros? 

Para empezar, podemos decir que este pequeño insecto es muy famoso, además de numeroso, por lo que es muy posible que esté en constante contacto con tu compañero y, de hecho, hasta “convivan pacíficamente”; no obstante, es mejor mantener bajo control ciertas condiciones que pueden hacer que se multipliquen, afectando la salud de tu mascota. 

Los ácaros también se conocen como ectoparásitos y son seres generalmente microscópicos, pertenecientes a la familia de los arácnidos. Aunque existen un gran número de clases, la mayoría de ellas tienen en común que nos pueden afectar a nosotros o a nuestras mascotas. Sin importar si se trata de perros, gatos o aves, existe al menos una especie de ácaro que se “especializa” en determinado tipo de ser vivo. 

Te puede interesar: Mi perro se rasca mucho y no tiene pulgas. 

Lo anterior se debe a que hacen parte de diferentes ecosistemas, incluso pudiendo hallarse en polos y desiertos, lo que les da la capacidad para estar presentes en múltiples ambientes y condiciones, y así poder dedicarse a consumir las células de la piel de los animales, incluyendo también las de los humanos. 

En el caso de los perros, la probabilidad de que puedan ser portadores de estos arácnidos es mayor, principalmente debido a la abundancia de pelo que los canes poseen. En consecuencia, también los hace más propensos a sufrir los efectos de portar en su piel a este pequeño parásito, por supuesto, pudiendo variar según la cantidad e intensidad de la presencia en el organismo de la mascota. 

En ese orden de ideas, vamos a observar más de estos animales, las causas para su aparición y reproducción, los efectos que pueden generar en nuestras mascotas, así como algunos tratamientos que hay en contra de los ácaros en perros. 

¿Cómo puede darse la presencia de ácaros? 

acaros-en-perros-jack-russell-co.jpg

El término “ácaro” arropa a diferentes tipos de subespecies, (algunas fuentes afirman que pueden ser hasta 50.000) todas con la particularidad de ser de minúsculo tamaño, y alimentarse principalmente de las células muertas de la piel. Esto significa que ambientes donde hay abundante alimento para ellos, van a causar no sólo que habiten sin problemas, sino que además se favorezca su reproducción.  

Te puede interesar: Síntomas de parásitos en cachorros y su prevención.  

De esta manera, es recomendable mantener un adecuado aseo de todos los elementos de tu mascota: su cama, su collar, los tapetes y alfombras del hogar e incluso la propia ropa de la familia con la que vive, con el fin de prevenir (o al menos reducir) la presencia de estos ácaros en los perros.  

Las condiciones adecuadas para la presencia y reproducción de los ácaros se encuentran en temperaturas que oscilen entre los 20 y los 30ºC, así como en humedades que van desde el 65 al 80%.  

En Latinoamérica, las condiciones son diversas entre regiones, pero ideales para estos seres. Aun en ciudades frías, como Bogotá o La Paz, del mismo modo que en territorios cálidos como Maracaibo, con altos niveles de humedad (alrededor de 90%), esos escenarios propicios para los ácaros pueden darse, sobre todo en espacios cerrados y hogareños.  

En este punto, procurar un constante flujo de aire, de luz solar y de calor va a ayudar a mitigar el impacto de los ácaros en perros, así como en nosotros mismos, lo que, a su vez, prevendrá algunas de las consecuencias que podría haber, tanto en la salud de nuestros peluditos como en quienes convivimos con ellos.

acaros-en-perros-cuidado-higiene-co.jpg

¿Qué puede suceder si no controlo a estos insectos? 

Debido a la amplia variedad de ácaros que existen en la actualidad, hoy día conocemos también diferentes tipos de enfermedades que pueden afectar a los perros y deben tratarse de la forma indicada. Una de las más reconocidas es la sarna. 

De diferentes tipos, así como de distintos niveles en sus efectos, es importante que sepas que cualquier tipo de sarna es tratable y es posible que cuente con cura, incluso en los casos en los que se encuentra en estado avanzado, es decir, de gravedad y con presencia de llagas. Por ello, ante la menor sospecha, acudir al veterinario es clave

Te puede interesar: Enfermedades de la piel en perros.  

Adicional a esto, la presencia de ácaros puede derivar en alergias, lo que, en casos extremos, podría conducir a padecer enfermedades respiratorias como el asma, afectando no sólo a nuestras mascotas, sino también a humanos. 

Si ya hay presencia de ácaros en mi perro, ¿qué hago? 

Lo fundamental que hay que tener en cuenta al momento de buscar el tratamiento para ácaros es que puede ser diferente según el suborden del ácaro, es decir, dependiendo del tipo específico de insecto que sea.  

Eso significa que, hay posibilidad que la afectación sea algo que puede resolverse a través del uso de ungüentos y cremas tópicas, no obstante, también es posible que se requiera de un tratamiento más exhaustivo, que comprenda, por ejemplo, de pipetas, desinfecciones y medicamentos. 

Por tal motivo, antes de tomar cualquier decisión o de emplear alguna alternativa casera, te recomendamos que lleves a tu mascota con el veterinario. De esta manera, con el atento seguimiento de un profesional, vas a poder llevar un proceso adecuado y que garantice la salud y el bienestar de tu perro, sin mencionar también una pronta recuperación. 

En resumen, mantener una correcta y estricta higiene, tanto del hogar como del perro (desde que es pequeño) y sus elementos, va a ayudarte en la prevención de dolores de cabeza posteriores, por eso puede ser de tu interés nuestro artículo sobre cómo bañar a un perro

Recuerda que siempre debes estar en contacto con tu veterinario de confianza, pues este profesional es quien cuenta con el conocimiento y experiencia necesarios para verificar que todo lo que tiene que ver con tu compañero va a ser en su beneficio. Con Purina® dale lo mejor a tu amigo de cuatro patas, porque tu mascota, nuestra pasión.

FUENTES

https://www.purina.es/cuidados/perros/salud/piel-pelo-orejas/enfermedades-de-la-piel-en-perros  

https://www.lifeder.com/acaros/  

https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/alergia-acaros  

Siguiente artículo:

Promueve el cepillado dental en perros y cuida su salud oral